• Dona arroz mientras juegas y aprendes inglés gratis

  • Los mejores hoteles al mejor precio:

El optimismo como protector natural del corazón femenino

Un estudio realizado en la Universidad de Pittsbug (EEUU) recientemente publicado en la revista “Circulation” dice que el optimismo, llevado como filosofía de vida, resulta un escudo protector para las mujeres frente a las enfermedades coronarias y otros trastornos, que hasta llegao a reducir la mortalidad de las mujeres más optimistas.

chica-joven-sonriendo-trigoEl estudio, supervisado por la doctora Hilary Tindle, profesora de medicina de dicha universidad, se realizó sobre una muestra de 97.253 mujeres posmenopáusicas (89.259 blancas y 7.994 negras) con edades comprendidas entre los 50 y los 79 años, libres de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Los cuestionarios elaborados sirvieron para determinar la ‘actitud vital’ con la que las participantes se enfrentaban a su día a día.

La conclusión a la que llegaron los investigadores ocho años más tarde, los investigadores, es que las mujeres optimistas presentaban un 9% menos de riesgo de desarrollar una enfermedad coronaria y un 14% menos de riesgo de morir que las pesimistas, mientras que las mujeres con un alto grado de hostilidad cínica fueron un 16% más propensas a morir durante los ocho años de seguimiento que las que tenían un grado de hostilidad bajo.

TAmbién observaron que las mujeres optimistas solían ser más jóvenes, vivían en el oeste de EEUU, tenían un mayor nivel educativo y de ingresos, contaban con empleo y seguro médico y asistían a un servicio religioso al menos una vez por semana.

Las mujeres optimistas revelaron una menor propensión a sufrir diabetes e hipertensión, colesterol o síntomas depresivos y también mostraron una menor incidencia de factores y conductas de riesgo como el tabaquismo, el sedentarismo o un índice de masa corporal alto. De cualquier forma, aún teniendo en cuenta estos elementos adicionales, la relación inversa entre optimismo, enfermedad coronaria y riesgo de muerte se mantuvo.

Estudios realizados con resonancias cerebrales han mostrado que las respuestas neurológicas son distintas según los niveles de optimismo y hostilidad de las personas.  Otro estudio, realizado por la University College of London, reveló que las personas optimistas presentan niveles más bajos de cortisol, una hormona que contribuye a elevar la presión sanguínea, aumentar la grasa abdominal y debilitar el sistema inmune.

Según la doctora Tindle, “este estudio supone un paso clave para futuras investigaciones en este área, tanto acerca de cómo las actitudes pueden afectar a la salud como en la realización de ensayos aleatorios controlados que examinen si las actitudes pueden ser modificadas para mejorar la salud”.

Los resultados de estos estudios podrían explicarse en que las personas optimistas suelen desenvolverse en situaciones adversas de una forma más sana que las pesimistas y suelen construir relaciones sociales más fuertes.  En cambio, las actitudes hostiles provocan mayor estrés y perjudican las relaciones sociales, lo que podría llevar al incremento de la frecuencia y severidad de las experiencias negativas entre los individuos pesimistas y hostiles; y esto acabaría empeorando la fisiología cardiovascular de estas personas y traducirse, por ejemplo, en patologías como la hipertensión.

Así que ya sabemos:  mejor ser optimista, y ver el vaso de la vida medio lleno, que seremos más sanos y más felices.

Fuente:  diario El Mundo

Anuncios

3 comentarios

  1. Esto suena muy bien pero ¿como se practica el optimismo? Con la que está cayendo es muy dificil lograrlo. De todos modos gracias.

    • Hola Sandra. Claro que no es fácil, sobre todo cuando la corriente te lleva hacia el pesimismo. Pero se puede tratar de encontrar la parte positiva en todo. Y aferrándonos a lo positivo, en vez de poner el acento en lo negativo, seguramente ganaremos calidad de vida y seremos más felices.

      Cuando ves el vaso, pensar que está medio vacío genera angustia. Pero pensar que está medio lleno, ¿a que te genera otro estado de ánimo?

      Pues eso: no podemos cambiar el hecho de que el vaso esté por la mitad. Pero podemos cambiar como nos sentimos respecto de ello.

      🙂

  2. Gracias, aunque no es facil cambiar el chip. Pero es verdad lo que dices. Haré el esfuerzo porque el vaso seguirá por la mitad lo mire como lo mire.
    Me gusta el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: