• Dona arroz mientras juegas y aprendes inglés gratis

  • Los mejores hoteles al mejor precio:

El test que calcula tu estado de forma

Para conocer de un modo aproximado cuál es tu estado de forma, sólo necesitas 3 minutos, un escalón de aproximadamente 35 cm de altura y un cronómetro.

Un joven practicando step

1. ¿Qué tengo que hacer? 

Lo primero que tienes que hacer es medir tus pulsaciones por minuto en reposo. A continuación, sube al escalón 90 segundos con una pierna e inmediatamente 90 segundos con la otra (3 minutos en total).

El ritmo que debes llevar varía conforme a tu peso corporal.

– Si pesas menos de 60 kg debes subir 30 veces por minuto (cada 2 segundos).

– Si pesas entre 61 y 81 kg, tienes que subir 25 veces por minuto (cada 2,5 segundos).

– Y si pesas más de 81 kg, sube 20 veces por minuto (cada 3 segundos).

Importante: Tómate un respiro (2 ó 3 minutos) antes de tomarte las pulsaciones.

 

2. Termina y tómate las pulsaciones…

 

 

 

Inmediatamente después de los 3 minutos, tómate las pulsaciones y compara el resultado con esta tabla:

El test que mide tu estado de forma
Edad ¡Tienes que entrenar! No estás mal Se nota que entrenas
Género
Mujer
Hombre
Mujer
Hombre
Mujer
Hombre
<30 años >65 >62 62-55 62-49 <55 <49
30-39 años
>68 64 64-65 64-50 <56 <50
40-49 años
>71 >66 71-57 65-51 <57 <51
50-59 años
>72 >67 72-58 66-53 <58 <53
.

 

Fuente:  Pulevasalud

Descubrimiento clave en el desarrollo de la hipertensión

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Salamanca ha descubierto una nueva ruta de señalización, desconocida hasta este momento, que resulta “fundamental para el equilibrio del sistema cardiovascular y que, cuando funciona mal, provoca hipertensión y problemas cardiovasculares”, según informa el CSIC.

Los investigadores han hallado una nueva ruta, activada por óxido nítrico y mediada por la acción de la proteína Vav2, que contribuye a la inactivación de una proteína clave en la regulación de la presión arterial, la fosfodiesterasa de tipo 5. En condiciones normales, la acción del óxido nítrico y la ruta de Vav2 permiten inhibir la actividad de la fosfodiesterasa, dilatar los vasos sanguíneos y bajar la presión arterial.

 

El director del proyecto, Xosé R. Bustelo – que trabaja en el Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer de Salamanca-, reveló que la importancia de su investigación radica en que “hemos descubierto una nueva ruta de señalización que afecta directamente al funcionamiento del sistema cardiovascular. Hemos podido demostrar que la alteración de la función de elementos de esta ruta da lugar a problemas en la reacción de los vasos sanguíneos a óxido nítrico my, como consecuencia, al desarrollo de la hipertensión”.

El equipo de Bustelo había demostrado ya hace dos años que ratones modificados genéticamente que carecían de expresión de la proteína Vav2, una molécula implicada en respuestas inmunes y en el desarrollo del cáncer, presentaban un cuadro clínico similar al hallado en pacientes humanos con hipertensión. Además, estos ratones eran interesantes desde un punto de vista clínico, porque el desarrollo y la evolución de su enfermedad cardiovascular eran similares a los humanos. Los ratones modificados genéticamente fueron desarrollados por el mismo equipo de investigación y están patentados por la Oficina de Transferencia Tecnológica del CSIC.

Hasta ahora se conocen pocos ejemplos de desarrollo de hipertensión a raíz de la mutación o alteración de un único gen. El hallazgo proporciona a la comunidad científica nuevas vías para atacar el problema cardiovascular a nivel farmacológico y, por tanto, para desarrollar nuevos fármacos contra esta enfermedad.

Fuente:  Yahoo news