• Dona arroz mientras juegas y aprendes inglés gratis

  • Los mejores hoteles al mejor precio:

La tasa de mortalidad por la gripe A es baja

Jordi Rello, coordinador del Registro Europeo de casos graves de la gripe A

El temido virus H1N1 tiene, por ahora, una tasa de mortalidad baja, pero su comportamiento es imprevisible. El Registro Europeo de casos graves de la gripe A, impulsado por la Sociedad Europea de Medicina de Cuidados Intensivos (ESCIM), ha permitido definir quiénes son los adultos con mayor riesgo de ingresar en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por una neumonía vírica. Jordi Rello, jefe del Servicio de Medicina Intensiva y Crítica del Hospital Universitario Joan XIII, de Tarragona, y coordinador del Registro Europeo explica en esta entrevista cuál es la situación actual de la gripe A, al tiempo que quita hierro a las noticias confusas que se han difundido sobre ella.

¿Cuál es la evolución de gripe A en Europa?

El Registro Europeo de la gripe A tiene un número equilibrado de casos registrados dentro y fuera de Europa, puesto que también incluye países de Latinoamérica. Reino Unido y España son los países con más casos confirmados, y la cifra se mantiene constante.

¿Cuál es la situación en España?

En España, se han registrado más de 150 enfermos en las unidades de cuidados intensivos de adultos.

¿Cuál es el índice de letalidad de la gripe A?

Es inferior a dos casos por cada 100.000 personas en la Unión Europea (UE).

¿Este porcentaje es similar al de la gripe estacional?

Hay que partir de una base: no se sabe con exactitud cuál es el índice de letalidad de la gripe estacional. Confrontar ambas sería como intentar comparar la tasa de mortalidad directa por la gripe pandémica con las muertes indirectas relacionadas con la gripe estacional. Compararíamos dos cosas diferentes.

¿Esa tasa de mortalidad de la gripe A que ha mencionado antes significa que es baja?

Sí, por el momento, es baja.

Entonces, ¿no cree que se ha originado una psicosis respecto a la gripe A?

Más que una psicosis, ha sido un clima de incertidumbre porque es un virus nuevo y todo el mundo tiene en mente la experiencia de lo sucedido con anteriores pandemias muy importantes, como la de la gripe española de 1918. El virus de la gripe A, por ahora, es poco virulento. Tenemos que ver qué sucede en una segunda oleada, en invierno; es imprevisible. En los países en desarrollo, sin una buena organización sanitaria y en condiciones precarias, las consecuencias van a ser significativas. Desde la ESCIM creemos que en la UE, con una buena anticipación, planes adecuados y el uso de antivirales (que no sucedió en 1918), las consecuencias serán menores.

También ha surgido la polémica con los grupos de riesgo de la gripe A. Según el registro, ¿cuáles son?

No ha habido ninguna polémica. Ocurre que la información llega y se difunde de manera progresiva. Ahora sabemos que entre los grupos de riesgo figuran las personas que sufren enfermedades respiratorias, las embarazadas y, a diferencia de la gripe estacional, no figuran los pacientes crónicos de más de 65 años. Además, uno de cada tres pacientes ingresados en la UCI a consecuencia de la gripe A es obeso.

Hace poco se ha afirmado que los menores de cinco años tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad. ¿Por qué no se les ha considerado un grupo de riesgo?

La gripe A la puede contraer cualquiera. Afecta tanto a personas que no tienen problemas como a quienes tienen alguna disfunción inmunológica que no está bien determinada. No debemos confundir la gripe estacional con la gripe pandémica. En la primera, los niños menores de dos años son el grupo con una tasa mayor de mortalidad. En el caso de la gripe pandémica, la mayoría de los niños fallecidos menores de cinco años, es decir, el 90%, tenían enfermedades neurológicas previas incapacitantes.

¿Se ha vuelto más virulento el virus?

De momento no se ha observado en el registro. Hasta ahora, el virus se comporta de forma benigna y, además, le falta un componente que estaba en la gripe de 1918. Éste consiste en una proteína que le confiere virulencia y que haría que la infección bacteriana por neumococo fuese más frecuente. Pero, de momento, no lo vemos.

Las decisiones que se toman sobre las vacunas de la gripe A, ¿en qué criterios se basan?

No soy un experto en vacunas.

Pero si todas las personas se pueden contagiar, ¿no cree que todas tendrían que recibir esa vacuna?

No, me parece una visión muy simplista, pero insisto en que no soy un experto en vacunas. Antes de eso, hay muchas medidas que se pueden tomar, como quedarse en casa si alguien tiene fiebre; hacer una ingesta importante de productos ricos en vitamina C, como las mandarinas y el zumo de naranja natural; mantener las manos limpias; si alguien tose, utilizar un pañuelo y luego desecharlo. Las vacunas confieren una inmunidad variable que requiere ciertas semanas. La idea de que es la única y la mejor solución no se corresponde con la realidad.

¿Quiere decir que es peor el remedio que la enfermedad?

No lo creo. Muchas enfermedades se han erradicado gracias a las vacunas.

¿Tendrán las UCI españolas que hacer frente a un aumento de casos este invierno, comprar nuevos respiradores, etc.?

La respuesta en los diferentes países depende de los equipamientos disponibles. La Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) ha preparado un plan de contingencia, con recomendaciones de la junta directiva de la sociedad y la colaboración del Ministerio de Salud y Política Social. En España, se han organizado para tomar decisiones oportunas para adaptar los recursos disponibles a cada situación. Puesto que, además de la gripe A, habrá otras enfermedades en los hospitales, cada comunidad autónoma tendrá que decidir qué recursos de la UCI destina a esta gripe en cada caso.

Sí, ¿pero están las UCI de España preparadas?

Sí. Por formación y prestigio, los intensivistas españoles destacan entre los más preparados.

Habla de formación y prestigio de los intensivistas, ¿pero los recursos de las UCI serán suficientes?

Corresponde a la Administración hacer las previsiones de recursos que crea necesarios.

 

LAS LECCIONES DEL REGISTRO EUROPEO

La Sociedad Europea de Medicina de Cuidados Intensivos (ESCIM) encomendó al Hospital Joan XIII, de Tarragona, la creación de un Registro Europeo de casos graves de gripe A que llegan a las UCI. Su coordinador, Jordi Rello, asegura que el aspecto más interesante de éste es que ha permitido “definir el perfil del paciente que ingresa en estas unidades por una neumonía vírica, que es distinta de la neumonía bacteriana estacional”. En el primer caso, los pacientes son, sobre todo, hombres de entre 35 y 40 años; en uno de cada tres casos sufren obesidad; uno de cada seis tiene asma; y uno de cada 15 son mujeres gestantes.

Estos pacientes tienen un cuadro de fiebre de entre dos y cinco días, por el que ingresan en el hospital a través del servicio de urgencias. Dos de cada tres pacientes que al día siguiente precisan ventilación artificial, sobreviven. En algunos casos, la enfermedad se asocia a un fracaso renal, que indica que su estancia en la UCI se alarga dos semanas. Ésta es, a día de hoy, la principal información que se desprende del Registro Europeo de casos graves de la gripe A.

¿Estos grupos de riesgo deberían tomar alguna medida adicional de prevención? La respuesta es “no”, a juicio de Rello, quien afirma que la prevención no es diferente respecto de la población general. No obstante, puntualiza que los pacientes con dificultades respiratorias deben consultar directamente al hospital, mientras que quienes no tengan problemas respiratorios, pero sí fiebre y los síntomas característicos de la gripe A, deben acudir a su médico de familia o al pediatra. “Con esta simple medida, creo que haremos las cosas bien”, afirma Rello.

Fuente: Eroski Consumer

Anuncios

Sobre la gripe A – Imprescindible verlo

Desde hace meses estamos siendo sometidos a un bombardeo mediático y político sobre la gripe A, con el único objeto de sembrar el pánico hablando de pandemia mortal,  como si fuera un nuevo apocalipsis.

En los Estados Unidos,  hay algunos estados que están intentando que dicha vacunación sea obligatoria.  En varios países europeos se pretende hacer algo parecido con los “sectores más débiles de la población”, como los niños.

En algunos países de Europa del Este, como la República Checa y Polonia, se han realizado experimentos de vacunaciones, que han terminado en la muerte de las personas vacunadas.

Nos han tratado de manipular con esta nueva cepa de gripe, que según los datos objetivos, es menos virulenta que las cepas “normales” o más comunes.

En este vídeo, la doctora Teresa Forcades (que también es monja)  nos hace una interesantísima exposición sobre la historia de la GRIPE A, y aporta una cantidad de datos científicos apabullante, las manipulaciones y engaños de las empresas farmacéuticas y de los gobiernos, y nos invita a reflexionar sobre las irregularidades relacionadas con este tema.

Verlo y circularlo es imprescindible.  Será la hora mejor invertida en mucho tiempo por todos.  Y muy especialmente por aquellos que tengan hijos pequeños.

Fuente: Aleón